Ir a "Consciencia más allá de la vida"

- 14 Vidas -

(( Última actualización: 6 Noviembre 2001 ))

 

Este documento es el tercero de una serie de 4, a saber:
1) Vidas encontradas de ese Ser.   2) Cartas solicitando colaboración en la investigación de una de ellas.   3) Preguntas y respuestas habidas en un foro de Internet.   4) Sobre Angel Baña.
Se enlazan al final de cada uno de ellos, para terminar con un enlace al portal "La Reencarnación".
 
Si quieres comentar acerca del contenido de esta Web,
puedes escribirme al correo:

 

Preguntas y Respuestas
sobre el documento
"Secuencias de un Ser"

Quiero advertir sobre este documento, que no ha sido confeccionado para  alarde  alguno sobre el proceso de nadie, sino para ilustrar sobre cómo viene siendo la secuencia de vida de un alma en sus consecutivas encarnaciones, de donde pueden sacarse también sustanciosas deducciones muy prácticas para concebir de manera más real los procesos sociales.

Cualquier otro entendimiento del mismo es responsabilidad exclusiva del propio lector, que se asoma desde la actitud de curioso emocional y no de investigador racional, hacia el que sí está confeccionado el documento.

 

14 vidas sucesivas (con algunos claros) de un mismo Ser

¿Queréis saber cómo se va construyendo una personalidad?
¿Qué vienen a ser las vidas de los "Santos"?
¿Queréis asomaros a un proceso de investigación sobre la Reencarnación?
¿Estarías dispuesto a ofrecer tu propia vida como elemento de investigación y como prueba de procesos del Alma, aunque pudieran tacharte de loco, de osado, de engreído, de ... todo lo que pudiera consistir en vejaciones a una persona?

Pues todo esto es lo que muestra la web: "Secuencias de un Ser".

Se trata de un documento que he elaborado para tratar sobre el proceso reencarnatorio de un ser que vino a mostrarse, en lo que fueron expresiones de sí mismo, como ... Plotino, San Jerónimo, San Benito, San Isidoro, San Gil, San Bernardo, Santo Domingo, Santo Tomás, Pedro Mexía, ... Padre Feijoo, Ramón y Cajal, y ......... ¿ Ángel ?

Bueno, ustedes tienen "la palabra", mi labor quedó en "las letras", con las cuales construí el doc. sobre aspectos de cada uno de esos "individuos"; otro doc. sobre diversas cartas dirigidas en demanda de colaboración para esclarecer y ampliar la investigación del caso de Santiago Ramón y Cajal (Premio Nobel de Medicina en 1906), que al mismo tiempo ilustran de cómo fue el comienzo de investigación en lo reencarnatorio; y un tercer doc. "QuienSoy.htm", sobre mi perfil personal, el de Angel Baña.

Este documento en el que estamos, surgió a raíz de debates que sobre el particular se han ido desarrollando en el Foro de Internet donde se han expuesto inicialmente mis trabajos de investigación, dentro del contexto de "MedCuantica" (Medicina Cuántica).

Angel Baña
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... Tu documento refiere solo encarnaciones de varones. El sexo con el cual reencarnamos, según lo que yo he podido indagar, varía de acuerdo a las lecciones que tenemos que asumir en la vida presente. En el específico caso tuyo ¿nos podrías comentar si hay por ahí alguna vida pasada en la que hayas sido mujer, y lo que te aportó esta experiencia?

¿Fui en alguna vida mujer?

** Tengo concebido que no se trata de venir de hombre o mujer aleatoriamente, sino que todo está sujeto a una inercia de actitudes y, en todo caso, a necesidad de correcciones sobre ellas. 

** Dentro de lo que está en mi entendimiento hacia los últimos procesos de mi Ser, el móvil fundamental que viene trayéndome al plano de la encarnación es para procurar avances en los criterios sobre la búsqueda del hombre acerca de su naturaleza espiritual (podríamos decir "divina") desde un modo racional, y aún con más énfasis desde que Jesús de Nazaret dejó estructurado en la atmósfera terrestre lo que ya todos deberíamos reconocer.

** Para esta tarea se precisa del uso de factores propios de la estructura orgánica de hombre. No deseo ser Amor, pues en ello estaría muy condicionado desde esta condición orgánica. Deseo ser Sabiduría, a fin de aportar a las vivencias del Amor un cuerpo de Razón, para que no se quede en sensiblerías y amoríos. Amor y Sabiduría son dos pilares esenciales, inseparables en los niveles trascendentes hacia los que decimos caminamos. Mientras estemos en este plano de la manifestación, habrá que considerar a ambos como polaridades bien diferenciadas. Si nos refiriéramos a los planos del Absoluto, allá no precisan su existencia, pues forman una realidad esencial que los trasciende.

** No tengo nada en contra de expresarme como Mujer, sólo que sé que desde la inercia de mi condición, la mujer a la que podría dar vida encarnada estaría muy lejos del Ideal de Mujer que he llegado a concebir. No valoro la Mujer en sí misma, como estructura orgánica, sino a la Feminidad (el ideal de logro más alejado en mis posibilidades) que pudiera ella canalizar.

** He llegado a concebir que en lo Femenino están los más excelentes resortes para la transformación que precisa la condición humana actual, y es por esto que desde "mucho tiempo atrás" no he cesado de buscar el ideal de Mujer, siendo así como en "mis épocas" de monje me volqué mucho a ensalzar lo Mariano, o devoción a la que creía ostentaba en mayor grado ese atributo. Hoy día lo hago con otra conciencia, pretendiendo ese hallazgo en las vivencias encarnadas. No es extraño pues que haya dado lugar al documento (Texto y Vídeo) que titulo " Mujer de Paz ".
Tomada la estructura Mujer contrariamente a lo que debe saber expresar, posee los mayores atributos para todo lo contrario, y es aquí donde encuentra sentido mi aplicación a racionalizar los contenidos humanos esenciales, es decir, en "tratar" de hacer ver la validez o desacierto de nuestras actitudes, en función de nuestras circunstancias encarnadas o cuerpo orgánico por el que se definió nuestro espíritu durante el proceso de su gestación. Siento deciros que los nuevos modos de la mujer hacia la autosuficiencia no demuestran más que miedos y desconciertos internos a la realidad que no saben comprender ni situarse, donde no falta el suficiente orgullo que alimenta a aquellos.
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... La mayoría de estos señores se dedicaron a la cuestión religiosa ..... ¿tienes conocimiento de alguna vida más mundana, es decir, más del común de la mayoría de las personas?

¿Algún mundano por ahí?

** Para la localización de vidas pasadas de una persona no es fundamental que haya sido "alguien conocido", pues aquello va a depender especialmente de la cualidad perceptiva de quien busca en el pasado. En mi caso particular, sí he necesitado de ese tipo de información; y la ventaja que esto ha tenido es que he podido acceder a muchos datos sobre los modos y contenidos de esas vidas, por haberse dejado constancia escrita de ellas; algo que está en mí mismo procurar dejar y que se extremó en mi vida anterior (a los 40 años sentí la necesidad de dejar constancia detallada de mí) y continúa en la presente (a los 40 años sentí la necesidad de saber detalles de mi vida anterior, y lo que ya voy dejando posteriormente).

** Sobre "lo mundano o no de mis vidas", tengo que decir lo siguiente: La calificación que ha venido recibiendo mi ser en diversas encarnaciones, no ha partido de sí mismo, sino del orden social que ha venido imperando en las diferentes épocas de nuestra humanidad, que con los apelativos de "Santo" ha tratado de elevar a mito a los individuos que les ha interesado, para seguir estableciendo la autoridad que como meta tiene propuesta y que tanto se contradice con el fin que dice pretender.

** Cuando Einstein promulgó la fórmula que llevaría a la construcción de la bomba atómica, lo hizo en su amor a la ciencia, al descubrimiento de las leyes que mueven este mundo físico, pero ello no quitó que el propio estamento "Ciencia" lo utilizara de otro modo. Pues de igual modo, el amor de mi Ser hacia la búsqueda de la Verdad más alta para aportarla a las pretensiones de superación de los sufrimientos humanos, fue dando lugar a personalidades de gran contenido de dignidad humana, sin que ello deba hacernos creer que estuvieran carentes de debilidades, como las que pueden aparecer en cualquiera de nosotros. El apelativo que le vino siendo aplicado por la institución dentro de la cual elaboraba sus tesis, estoy convencido que era contrario a su propio sentir, por lo cual no es algo que él tenga que justificar, aunque ya sus propias entregas a sus modos de vida podrían hablar por él.

** Es fácil pensar que ese énfasis por la vida monacal y el tipo de vivencias que en ella debiera llevarse (sus elaboraciones constantes de reglas -oración, estudio y trabajo-), no podían ser más que el fruto de la experiencia de lo que en su personalidad percibía, sin cuyas experiencias resultaría imposible dar contenido amplio y eficaz a aquellas.

** El hecho de haberse aplicado en repetidas ocasiones a elaborar modos de vida hacia "el hombre" que busca a Dios (no se aplicó a instruir a la mujer), hace pensar fácilmente que precisaba de sus propias experiencias de sensibilidad hacia lo que puede acontecer dentro de la condición masculina.

** Mi reciente documento sobre "La Sexualidad", insertado en mi web personal, si sabéis bucear hacia su profundidad, puede haceros comprender algunas de las pretensiones y razón de aquellos personajes históricos.

** Un hecho muy curioso de los finales de la vida de Ramón y Cajal, no comentado en mis documentos, es que pidió en su testamento (de fecha 8-2-1927 y reiterado en el que redactó tras la muerte de su esposa, en 1931) no ser enterrado en cementerio católico, sino civil, por lo que en última instancia de su vida se atrevió a aceptar de la realidad que percibía de la Iglesia católica, a pesar de que en testamentos anteriores expresara "declaro profesar la religión católica, apostólica, romana, en cuya fe he vivido y protesto morir".
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... Mencionas en tu perfil que eres autodidacta....... Además, quisiera saber si esto está relacionado con el hecho de que defiendas el concepto de que  “el verdadero maestro” es el que está en nosotros mismos. Será que con tanto título y reconocimiento profesional de antaño, ahora como que  más bien te has dedicado en esta vida presente a recordar "lo estudiado entonces", en vez de aplicarte al estudio escolarizado en el que nos otorgan documentos que avalan ante la sociedad nuestros conocimientos.

El Maestro que llevamos dentro

**Precisamente una de las herramientas que utilicé para constatar "ante mí" que algo tenía mi vida que ver con las de esos otros individuos, comenzando precisamente por la previa anterior, primera que alcancé a conocer, fue el poner a prueba lo siguiente:
"Lo que desarrollé en profundidad puede de nuevo aflorar a mi conciencia con un mínimo de ejercitación, es decir, a través de alguna práctica que me permita sintonizar con la onda que desarrollé y en la misma cualidad que lo hiciera." No se trata de memorizar cosas, sino de "despertar" facultades.

** Sobre esto, sólo se me ocurre deciros que gracias a la lectura del libro "Historia de mi vida: Historia de mi labor científica", encontré en sus imágenes (no en los textos en sí) elementos suficientes de comprensión de las bases fundamentales de intervención de la célula sensitiva, a partir de lo cual pude adentrarme en la estructura cerebral del modo que me ha permitido comprender a la "estructura mental" humana, que dejo manifestado en diversos documentos.

** Mi libro "Evangelio Unificado de Jesús el Cristo", trascrito a mi Web "Jesús de Nazaret", texto aparentemente "sacrílego" como texto que modifica la literalidad de los originales de donde se ha elaborado (pero que permite ver de mejor manera algunas incongruencias de la propia iglesia), que me surgió realizar por las dificultades que observé en poder hacer un estudio claro sobre aquellos, pudiera también dar razón de la facilidad con la que me resulta adentrarme en este personaje, sobre el que hice "en otro tiempo" lo que vino a llamarse "La Vulgata", que no pretendió más que divulgar hacia otras lenguas las enseñanzas de Jesús.

** La mente crítica que ha llegado a elaborar mi ser, me viene permitiendo para conocer de algo, sólo el adentrarme en ese algo con toda la fuerza (apertura y sinceridad) que mi corazón es capaz, para enseguida percibir lo que de verdad y de "mentiras" pueda contener.
El permanecer en lecturas prolongadas me impediría conectar con el corazón o alma de donde surge lo escrito. Al meterme en la lectura con todo mi ser, pronto surgen en mí suficientes cavilaciones como para elaborar desde la motivación que me provocan esas líneas, resultándome ya excesivamente difícil el permanecer leyendo.
¿Que quito posibilidad a conocer toda la trama del escrito que no concluyo a leer? Pues sí, pero me he dado cuenta de que no se trata de enterarse de muchas cosas, sino de ser creativo a partir de pequeños detalles de la vida, y eso es lo que voy encontrando en simples frases, amenos esquemas, etc.
Hay ya mucho dentro de mí que reclama simplemente estructuración, con la cual encontrar vías de mayor eficacia. Y en ello es en lo que estoy. Por daros una sucinta información de diversas tareas que he abordado, os remito a la página "Quien Soy" que tengo dentro de mi Web.

** ¿Cómo definiría yo al Autodidacta"? Persona que no utiliza el tiempo en mirar, sino en percibir; más que en hablar, en conectar con el ser del interlocutor; más que estudiar a otros, motivarse desde la conexión con el otro. Y para eso precisa de tener un corazón aplicado al cien por cien en aquello en lo que en cada momento se aplica. ¿Pasional? Pues sí, es preciso; sin pasión no hay profundidad, y sin profundidad no hay verdad. La verdad de todo se encuentra en su corazón; su exterior trata de mostrarlo, pero lo utilizamos para distraernos de su objetivo principal en nosotros, y de aquí lo que aún nos queda por trascender de los aspectos de esta vida en los cuerpos.
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... Nos haces la distinción de que algunas de estas vidas anteriores no las tienes del todo constatadas ...... ¿Cómo hiciste para saber con esta precisión quien sí y quien no corresponde a ti?
..... Esta energía que me da la vida hoy ¿es exactamente la misma que dio vida antes a otros cuerpos? ...... Es decir, si al morir nuestra energía vital, ¿chispa divina?, se desprende y se integra a la Energía Universal .... me resulta un tanto inválido suponer que se mantenga en una sola corriente que no llegue a revolverse con todo la demás durante la espera de un siguiente turno ...... Al reflexionar en ello, personalmente creo que sí, por ahí debe haber algo en mí que haya sido de otro en otro tiempo, pero a lo mejor esto que me da vida hoy es el conjunto de varias energías desprendidas de sólo Dios sabrá de cuántos individuos, en lo que además llevará parte seguramente la propia energía que mis padres emplearon en el momento de concebirme.

La certeza sobre mis vidas y ... ¿Persiste la Individualidad?

** Las vidas que sobre mí no tengo muy claras como para decir un SÍ categórico, es porque no han sido confirmadas por todos los medios de los que procuro valerme. Por mí mismo cuento con elementos de razón importantes para tales calificaciones, pero, no obstante, sé que en algunos casos no me ofrecen toda la información que precisare. A pesar de ello, me he atrevido a aportar las secuencias que expresa dicho documento, pues no las aprecio muy descaminadas de la realidad.
Mis vivencias con personas del mundo esotérico, me ha posibilitado hacer gran amistad con individuos de gran relevancia en su mediumnidad y videncia fuera del tiempo y del espacio. Al mismo tiempo, en los propios elementos de mi vida familiar, cuento con algunos que tienen una fácil conexión con los que vienen a ser sus guías espirituales, en los que he podido constatar coherencia en el sentido de sus orientaciones e informaciones. Todo esto viene a ayudarme en aquellas cuestiones que preciso alguna orientación complementaria, aunque no siempre puede contarse con ella si pareciera no ser fundamental.

** Somos "a un mismo tiempo" entidad individual y entidad colectiva.
En la vida encarnada venimos a desarrollar la conciencia de Individualidad, para desde ella alcanzar a percibir la Colectiva que Somos y a la cual enriquecemos desde nuestro desarrollo de individualidad, aunque en una primera instancia pareciera que vamos en contra de todo ese sentimiento de enriquecimiento de colectividad, por nuestra inercia a depredarla y destruirla.

** Entre una vida encarnada y otra, no tenemos por qué pasar por la disolución en el Todo. La permanencia en el Todo es constante; nuestro fluir en él es la Gran realidad. Lo que se trata de que "aprenda" a diluirse es la Conciencia que vamos generando, y esta dilución no va a ir ocurriendo hasta que dicha Conciencia no tome una mínima entidad en sí misma.
Con la dilución de la Conciencia, lo que se le pide a ésta es el "desprendimiento de sí", última lección a aprender de la Individualidad una vez definitivamente constituida.
En la vida encarnada nos vamos viendo forzados a desprendernos de una cosa tras otra. Con la muerte es la conciencia encarnada la que pierde de sí misma, al entrar el ser encarnado en otros niveles de conciencia, diferentes del nivel que aquí intervenía y que llamábamos "conciencia".

** Si somos "nosotros mismos" los que venimos a encarnar en la personalidad que viene a continuar a otra expresada anteriormente, es algo que no debe importarnos, pues en ello cultivamos el desapego y el servicio al Ser Colectivo que por encima de todo Somos.
Si sólo fuéramos "lo que surge de la divinidad para continuar el proceso de una personalidad concreta", lo que se nos pide es sentimiento de responsabilidad hacia lo que debemos aportar un seguimiento o continuación evolutiva, sin tener por qué sentirnos ni orgullosos de lo que podemos creer que fuimos, ni afectados por lo que podamos percibir de negatividad de lo que venimos a afrontar.
Hay una realidad de seguimiento de la personalidad, y hay una verdad de que cada fragmento surge de la voluntad del Todo en alimentar desde Sí mismo cada fragmento de Individualidad al que da vida. Que no nos preocupe la verdad que queramos considerar; la que elijamos dirá de nosotros. Escojamos la que deseemos defina la actitud de vida alcanzada.
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... Aunque no pongo en duda las varias posibilidades que el hombre tiene tanto en esta vida como después de la muerte, siento que esta vivencia necesariamente debe ser de calidad muy diferente, es decir, que para estar en condiciones de una vida futura, del orden que sea, tendría que haber cierta cristalización; cierta fusión de cualidades interiores del hombre; además de que también tiene que haber cierta autonomía en relación a las influencias exteriores. Y si hay en un hombre "algo" que puede resistir a las influencias exteriores, entonces sin duda alguna esto mismo podrá resistir a la muerte del cuerpo físico ..... y se me ocurre pensar que este "algo" persistente a la muerte puede tener un porvenir muy diverso, es decir que en ciertos casos de cristalización completa se produce la "reencarnación" y en otros casos lo que se llama una "existencia en el más allá" ....... esto es a lo que te refieres cuando nos preguntas ..... "¿Queréis saber cómo se va construyendo una personalidad?"

Cauces de la construcción de una personalidad.-

** El ejemplo que ofrezco con mis propias secuencias de vida en siglos más o menos sucesivos, viene a mostrar cómo una personalidad "es" por encima de las circunstancias de su nacimiento y genética paterna. El ser que viene a cristalizar sus modos de intervenir en la colectividad que somos (dentro y fuera de nosotros), no tiene más remedio que "recuperar" las bases humanas terrestres desde las que actúa, que no son otras que la estructura anatómico-fisiológica que lo caracteriza (con traumas en ella o sin ellos), de la cual "van a depender sus posibilidades de libertad o dificultad para expresarse en este medio", en aquello que "le es propio" por las inercias desarrolladas en las secuencias vitales que llamamos encarnaciones.

** Este medio o "vida encarnada", no es Nuestra Realidad Viviente Esencial, es simplemente una herramienta para su "despertar" vital o toma de Conciencia del Sí/Somos infinito y eterno que es. Algo así como un curso (cada vida) en una escuela (cada orbe) para que cada vez que nos den vacaciones finales (final de cada curso), contemos con más factores concienciales y alcancemos a "ser más". Somos más cuando nos sabemos más; no es que "añadamos", es que lo concienciamos; pero concienciar es estructurar, y para ello se precisa del soporte de razón que posibilita delimitaciones, lo propio de encarnar.

** Digamos que aquí venimos a "aprender" -posibilitar activar- lo que en el allá deberás saber invertir en la Vida que expresarás, donde este plano será un simple algo más de sus cometidos. Esto no quita la posibilidad de que tras una muerte física pueda quedar la mente de encarnación atrapada a este plano durante más o menos tiempo.

** Con esto podemos ver que "fuera de aquí", en ese más allá (que podríamos llamar mejor "más acá", más dentro de lo que somos), existe la Vida, que no es el dormitar. Más bien es aquí donde una gran inmensidad de nosotros mismos duerme para posibilitar "crecer en la Conciencia". Son precisamente los factores espacio-tiempo los que ponen de su mano para limitar nuestras expresiones, y de aquí la gran utilidad que ofrece la encarnación a la realidad inmensa del Ser, que al experimentar la limitación puede irse constatando en sus contenidos fragmentarios.

** Y vemos también en aquella sucesión de vidas, cómo las circunstancias externas sólo vienen a posibilitar mayor coherencia en las pretensiones del fuero interno del ser, desde el cual se suscitan y mueven todos los eventos de la cotidianidad. Eventos que, al ser nuestra realidad tan individual como tan colectiva, no queda nada con desperdicio alguno.
[ inicio ]

 

PREGUNTA: ..... Qué sucede con esta energía que alguna vez dio vida a cierto cuerpo ..... Si tomamos como reencarnación al hecho de que esta energía que persiste después de la muerte, pasa por cierto proceso (imposible de entender para nosotros como seres humanos), y de ahí entra íntegra a otro cuerpo nuevo con el objeto de seguir experimentando .... esto me podría llevar a comprender por qué es que algunos espíritus andan por ahí deambulando ..... es decir, entonces, cuando llega la muerte del cuerpo físico, este "cuerpo astral" (por llamarlo de algún modo) se desprende y anda por ahí digamos como "espíritu", y es por eso que algunos médium competentes pueden tener comunicación con él ..... luego entonces, ¿cómo será que esta energía pase de aquí a otro cuerpo? .... quiero decir, que si esto sería más o menos el proceso: muerte---desprendimiento del cuerpo astral---espíritu en proceso---reencarnación en un nuevo ser ..... todo con el objeto de que este cuerpo astral tenga todas las oportunidades que le sean precisas para su evolución final y pueda lograr una escala de mejor colocación en los planos universales.
 

Muy interesante ese esquema de "Muerte - Desprendimiento del cuerpo astral - Espíritu en proceso - Reencarnación en un nuevo ser".

La nueva pregunta la concibo con dos vertientes:
A) Cómo es el paso del ser "espíritu en proceso", al ser "nuevamente encarnado".
B) Qué relación hay entre la "energía" que sustentaba a un cuerpo y la que sustentará a su siguiente encarnación.

A) Ya comenté en un mensaje anterior que el objetivo del espíritu no es su encarnación, sino su concienciación, la cual puede desarrollar en lo que podemos llamar plano astral cuando el grado de conciencia alcanzado le permite utilizar las energías sutiles de esos otros planos de vida.
El proceso de encarnación de un espíritu se realiza a través de la influencia (consciente o inconsciente) astral que éste va ejerciendo sobre la gestación de lo que se identificará con su Cuerpo. Influencia que condicionará de modo concreto todo el proceso de embarazo de su madre y circunstancias de su padre, de modo tal que permita sucedan todos los acontecimientos (y alimentos) que se precisan para marcar la psique que caracteriza al sujeto por renacer, la cual conferirá las características corporales que de igual forma deben identificarlo. No hay, pues, un renacer del cuerpo, sino una nueva estructuración orgánica que de nuevo define al ser que a su través viene otra vez a expresarse.

B) Si bien "la condición de ser" de una Individualidad es la que interviene en la configuración de su estructura orgánica, las energías o valores psíquicos y físicos que lo van a caracterizar como Personalidad en este plano de encarnación no son algo que "traiga consigo", sino elementos propios del orbe donde ingresa y que tenderá a acaparar gracias a la acción gravitatoria que hacia él generan las inercias de la personalidad a la que ha ido dando vida en las sucesivas manifestaciones.
Esto puede generar en la propia conciencia del Sujeto el sentimiento de propiedad o inherencia de dichos Valores, pero no será más que algo a deber de trascender cuando alcance los grados de raciocinio y humildad suficientes.
El ingreso en la atmósfera terrestre (con la primera inhalación respiratoria) lo realizará gracias a los lazos emocionales (conscientes o subconscientes) que hacia él y desde él se vayan creando, que permiten su presencia física y el establecimientos de los canales que harán posible la nutrición de cada uno de los factores de su proceso encarnado. Lazos recíprocos que pueden llegar a dificultar la liberación que ha de ocurrir con la muerte física si no son debidamente cortados cuando ésta ocurra, idea tan fuera de la ortodoxia de los sentimentalismos humanos que vemos por doquier.
[ inicio ]

 

NOTA ADICIONAL.-

Noche del Cuerpo y noche del Alma.-

En el Cuerpo humano, cada tipo de célula, para llegar a constituirse como es su actual condición estructural, ha de pasar por todos los estrados que la evolución de cada una de ellas ha requerido en la escala animada (animal) para llegar a ser tal. Y esto ocurre en el proceso de gestación, donde sus desarrollos ocurren a velocidades vertiginosas, especialmente en las primeras fases de aquel, pues lo que ha precisado de millones de años para establecerse, ocurre ahora a lo largo de días.

Y otro proceso vertiginoso, aunque de menor cuantía, ocurre también en el proceso de gestación respecto a las improntas emocionales que van a ir re-llenando las estructuras emocionales ya constituidas en nuestro ser-humano cuyo cuerpo físico se gesta.

Pero también, a lo largo de nuestros primeros 27 años de vida, nuestro ser interno irá haciendo pasar a nuestra personalidad humana por una serie de situaciones y conexiones humanas, al objeto de que se despierte en nosotros todo ese potencial psíquico que hemos elaborado hasta nuestra presente vida.

Es de esta manera como tanto desde las regresiones a vidas pasadas, como haciendo una introspección en nuestro organismo físico, como analizando las peculiaridades del proceso de embarazo, como mirando hacia lo que ha sido nuestra infancia y hasta llegar a esa edad crucial de los 27 años, podemos llegar al conocimiento de cuestiones importantes donde poder justificar -si sabemos hacer esa introspección- la condición y respuestas de nuestra personalidad humana.

Si sabemos ser racionales, aunando todos los valores de sensibilidad intelectiva ya convenientemente desarrollados en lo humano y enfocándolos hacia la comprensión de la realidad que venimos a percibir de lo que parece ser que somos en la Vida, el proceso de Reencarnación no adquiere más importancia que el saber que en nuestro despertar de hoy, del hoy que empezó con este día en que despertamos en nuestra cama, no somos más que nuestro despertar de ayer, enriquecidos con la experiencia del día de ayer, gracias a nuestro dormir de la noche entre ambos días. Esto, en lo reencarnatorio, es lo equivalente a una vida, la siguiente y la muerte de por medio.

Quien plantea la no aceptación del proceso reencarnatorio, no hace más que expresar su ignorancia del proceso que requiere el ser encarnado, el ser viviente de nuestra atmósfera (por decirlo en un lenguaje que le resulte fácil aceptar), para incorporar en las estructuras instintivas las resultantes de sus vivencias en los niveles de conciencia. Que viene a ser lo propio de lo que ocurre en los niveles del metabolismo orgánico, con el anabolismo que ocurre en los momentos de pérdida de conciencia por el sueño en cada noche de cada día de nuestra existencia terrenal.

La diferencia de una noche con una muerte del cuerpo, está en que hay una desconexión total y plena con las estructuras de conciencia que intervinieron, que no son otras que las celulares que abandonamos en lo que llamamos sepulcro. Desconexión que requiere luego un proceso de recuperación, diferente al de un despertar del día sobre la propia estructura corporal sin degradar.
[ inicio ]

 

¿Quieres ver algo de la biografía de Angel Baña?

Pincha sobre la siguiente imagen:


Angel Baña