. . . . . Ir a "Consciencia más allá de la vida"

Donación de Órganos y las ECM
 


3ª Web complementaria de "Consciencia más allá de la vida".

Última actualización: 26 febrero 2016, 16:50 h



ÍNDICE.-

*** Capítulo 14 del libro "Consciencia más allá de la Vida" /// Donación de órganos: ¿Cuál es la polémica? /// Preguntas apremiantes /// Información sesgada e insuficiente /// ¿Cuándo está alguien cerebralmente muerto? /// ¿Equivale la muerte cerebral a la muerte? ///



Tras lo que estamos conociendo a través de las "Experiencias cercanas a la muerte" (ECM), el asunto de la Donación de Órganos, tal como resulta también con el de la Eutanasia, adquiere su reconsideración bastante importancia. Presento aquí algunos tramos de lo que el Libro "Consciencia más allá de la vida" expone dentro de su Capítulo 14, si bien para mejor conocimiento, sugiero se lea completo el documento donde transcribo todo su contenido (sólo 5 páginas de un Word), al cual se puede acceder desde "AQUÍ".



Donación de órganos: ¿Cuál es la polémica?

Tras mis conferencias sobre la ECM, y no sólo en Holanda, a menudo se me plantean preguntas insistentes acerca de la muerte cerebral y el trasplante de órganos: ¿Equivale realmente la muerte cerebral a la muerte? ¿Cómo puede alguien ser declarado muerto cuando cerca del 100% de su cuerpo permanece tibio, indemne, y aparentemente funcional? ¿Cuál es la diferencia entre el coma y la muerte cerebral? ¿Señala la muerte del cerebro el comienzo del proceso de la agonía, que normalmente se prolonga horas o días? Y ¿cómo se ve afectado ese proceso por la extracción de órganos como el corazón o los pulmones? ¿Cuál es el estado de la conciencia durante la muerte cerebral y la agonía? Y ¿cómo tomarnos las historias sobre pensamientos y sentimientos trastocados después de un trasplante de corazón, fenómeno conocido como memoria trasplantada? Me gustaría analizar estos asuntos con detalle, puesto que la muerte cerebral y el trasplante de órganos constituyen un ejemplo claro y práctico de algunas de las cuestiones éticas y médicas que plantea la medicina contemporánea.

Permítanme comenzar diciendo que en principio no me opongo al trasplante de órganos, siempre y cuando la decisión de donar un órgano se tome con la debida reflexión y con buenas intenciones, sabiendo perfectamente que la extracción quirúrgica de órganos acelera el curso de la muerte. La información inadecuada y a menudo sesgada (condicionada por determinados intereses, sin objetividad) que se proporciona dificulta una elección ponderada, especialmente cuando se espera de alguien que cumplimente el registro de donante como quien renueva el carné de conducir.

subir



Preguntas apremiantes

La mayor parte de las preguntas que se me plantean están perfectamente formuladas en las dos cartas que siguen, escritas en respuesta a un debate en el gobierno holandés sobre la introducción de un nuevo sistema para la donación de órganos;.../...

1) "... ¿Dónde está la prueba científica de que el trasplante de órganos no interfiere en el proceso de la muerte? La palabra proceso indica la existencia de fases, y los órganos son extirpados al comienzo de este proceso. ¿Por qué se administra a «la persona muerta» anestesia general antes de extirparle los órganos? Los médicos aluden a los reflejos del paciente, ¿pero eso es lo que son realmente? ¿Por qué difiere el criterio de muerte cerebral según el lugar del mundo en el que nos encontremos? ¿Qué hay de las muchas publicaciones sobre experiencias cercanas a la muerte en situaciones en las que ya se había diagnosticado la muerte cerebral y, sin embargo, el paciente recobró la conciencia y vivió para contarlo? ..."

2) "Durante quince años he llevado conmigo mi tarjeta de donante de órganos, nunca lo pensé dos veces. Después de escuchar el siguiente relato de uno de mis estudiantes, la saqué de mi cartera. 
           Mientras se suponía que ella se encontraba en coma profundo, sin ninguna actividad cerebral aparente, el especialista y su marido mantuvieron una conversación junto a su lecho. El especialista predijo que su paciente sería un «vegetal» durante el resto de sus días y le rogó al marido que considerase la posibilidad de apagar el equipo que la mantenía con vida. El marido aún tenía puestas sus esperanzas en la recuperación, de modo que se le mantuvo la respiración artificial. Algunos meses después, la mujer despertó. Resultó que había oído casi todo lo que se había hablado a su alrededor durante el coma; sobre todo, ¡la conversación entre el médico y su marido acerca de la eutanasia pasiva! Explicó lo horrible que había resultado, y que había estado intentando gritar que aún estaba allí, que quería vivir, estar con su marido y sus hijos, mientras ellos seguían hablando sobre su hipotético deceso. ..."

subir



Información sesgada e insuficiente

Uno de los problemas de la política de donaciones actual es que por lo común se publicita mediante información sesgada e insuficiente. En Holanda el formulario de donante reza como sigue:

"Las listas de espera para conseguir órganos de donantes son largas. Mueren innecesariamente personas que podrían haberse salvado con un trasplante de órganos. Ésa es la razón por la que necesitamos donantes de órganos. ¡Tú puedes ayudar! Inscríbete en el registro de donantes. Haznos saber tus deseos y ayúdanos a salvar vidas."

... La campaña del gobierno se centra tan sólo en reclutar más donantes y no en proporcionar información objetiva sobre el trasfondo de la donación de órganospostmortem, es decir, la donación después de que alguien haya sido declarado muerto. ... En otras palabras, se hace hincapié en los aspectos positivos de la donación (noble, heroica, salvadora de vidas), obviando los negativos.

Algunos ejemplos de información insuficiente:

A). A pesar de las muchas campañas de información, la mayoría de la gente sigue sin conocer la diferencia esencial entre la donación de órganos y la donación de tejidos. No saben que la donación de tejidos es posible aun cuando el cuerpo muerto lleva veinticuatro horas en el depósito. La donación de tejidos incluye la piel, las válvulas cardíacas, el tejido muscular y óseo, así como la córnea de los ojos. La donaciónpostmortem de órganos implica la extracción de dichos órganos a pacientes declarados cerebralmente muertos, cuyos cuerpos, aún calientes, se encuentran en coma profundo o conectados a un respirador artificial. Estos órganos incluyen los riñones, el hígado, el corazón, los pulmones y el páncreas, así como partes del intestino. Cualquier contraindicación para la donación de órganos, tales como tumores malignos, arterioesclerosis, infecciones crónicas, VIH o desgarros recientes son rara vez mencionados.

B). El hecho de recibir un nuevo órgano no garantiza una expectativa de vida normal. Los receptores de órganos requieren de chequeos médicos exhaustivos durante el resto de su vida, dado el riesgo de rechazo y los efectos secundarios de la medicación inmunosupresora. Además, corren mayor riesgo de padecer tumores malignos, presión sanguínea alta, diabetes e infecciones graves.

C). No se mencionan los potenciales efectos secundarios, físicos y psicológicos, de un trasplante de órganos. La «tiranía del obsequio» supone una inmensa presión psicológica para los receptores: a menudo inhiben cualquier clase de sentimiento negativo por temor a ser tachados de ingratos.

D). La información no hace referencia alguna a las medidas necesarias para mantener los órganos en buen estado, incluso antes de que el donante sea diagnosticado como cerebralmente muerto y se haya obtenido el permiso para la donación de órganos.

subir



¿Cuándo está alguien cerebralmente muerto?

.../... Acerca de la respiración artificial, las directrices holandesas (y otras internacionales) afirman:

"Los órganos donados necesitan sangre oxigenada. Por ello, el donante cerebralmente muerto recibe respiración artificial hasta que los órganos son extraídos. Esto sólo puede llevarse a cabo en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital. Debido a la respiración artificial, el donante cerebralmente muerto no parece muerto. Parece estar dormido, tiene un tono de piel normal y conserva la temperatura. El monitor registra su ritmo cardíaco. ¡Y sin embargo está muerto!"

De ahí que la ley hable de «la respiración del cuerpo muerto», si bien todo médico e incluso cualquier lego en la materia sabe que es imposible dar respiración asistida a un cuerpo «realmente» muerto del depósito de cadáveres.

 

subir



¿Equivale la muerte cerebral a la muerte?

... La mayoría de la gente ignora que la extracción de los órganos de un paciente «muerto» a menudo requiere la administración de anestesia general, a causa del llamado «síndrome de Lázaro»: reflejos violentos del donante cuya muerte se ha certificado. ¿Un cadáver necesita anestesia general? Los pacientes cuya muerte cerebral ya ha sido certificada muestran frecuentemente cambios significativos de presión sanguínea, resistencia vascular y latidos cardíacos durante la extracción quirúrgica de sus órganos, lo que sólo es posible si hay áreas del cerebro y la médula espinal que se mantienen intactas.

El hecho de que pacientes «muertas» puedan dar a luz a niños vivos también invita a la reflexión. Decenas de mujeres embarazadas en coma profundo, a las que se había diagnosticado la muerte cerebral, han sido mantenidas con respiración artificial, medicación intravenosa y alimento durante semanas e incluso meses hasta el nacimiento de sus hijos, tras lo cual se desconectaron las máquinas. ¿Puede un cadáver dar a luz a un niño? El asunto se complica aún más con la afirmación de que ¡«Una mujer embarazada en estado clínico de muerte cerebral está muerta como persona, pero no biológicamente»!...

subir

 

Angel Baña